1952- 26 de julio- 2017

A 65 años del fallecimiento de EVITA

peron, evita

La Unidad Básica del partido Justicialista de Viedma recordó que "Evita fue en nuestra historia institucional la única representante de los pobres y marginados que tuvo acceso directo al máximo Poder político de la República Argentina. Pudo con su instinto revolucionario incidir en las transformaciones sociales que dignificaron al pueblo trabajador y su familia.

En solamente siete años de militancia, en el proceso democrático liderado por Juan Domingo Perón, hizo de su nombre una bandera, de su vida un ejemplo y de su muerte un símbolo.

Poco antes de morir había informado que "no tenía más que una sóla ambición personal. Que de mi se diga que hubo al lado de Perón una mujer que se dedicó a llevar al presidente las esperanzas del pueblo, y que a esa mujer el pueblo trabajador la llamaba cariñosamente Evita".

Desde la Fundación Eva Perón, creada el 19 de junio de 1948, fue gestora de obras públicas y actividades sociales para mejorar la calidad de vida de la población.

En solamente cuatro años se construyeron 23 modernos policlínicos y 18 hospitales. Puso en marcha el Tren Sanitario y creó la Escuela de Enfermería con la Cruz Roja Internacional. Organizó los campeonatos "Evita" que tenían como objetibo chequear la salud de 100 mil niños por año. Construyó 1000 escuelas y 18 Hogares Escuelas (entre ellas la de El Cóndor, cercana a Viedma). Las ciudades estudiantiles de Capital Federal, Córdoba y Mendoza. Varios Hogares de Ancianos, de Tránsito; el Hogar de la Empleada y la original obra "Ciudad Infantil" en La Plata.

Pocos años de sacrificada labor pudo ofrecer Evita al pueblo argentino. Desde su despacho de la Fundación en jornadas agotadoras e interminables centró su accionar en la ayuda social a los indefensos y postergados por el poder y el egoísmo predominante en los gobiernos de la oligarquía. Transformó el tradicional concepto de beneficiencia de las damas de la alta sociedad en un profundo sentimiento de Justicia Social, donde los humildes recibían de acuerdo a sus necesidades, no como dádivas. El dolor de los desposeídos crispó sus manos y un anhelo de justicia fervorizó su sangre.

El 22 de agosto de 1951, cuando Evita renunció a la postulación a la  vicepresidencia de la Nación, señalaba que "ellos saben bien que antes de Perón vivían en la esclavitud y habían perdido las esperanzas en un futuro mejor. Saben que fue Perón quien los dignificó social, moral y espiritualmente. Saben también que la oligarquía, que los mediocres, que los vendepatrias todavía no están derrotados que desde sus guaridas atentan contra el pueblo y la nacionalidad. Pero nuestra oligarquía, que siempre se vendió por cuatro monedas, no cuenta cen ésta época con que el pueblo está de pie, y que está formado por hombres y mujeres dignos y capaces de morir para terminar con los vendepatrias y entreguistas. Ellos no perdonarán jamás que el general Perón haya levantado el nivel de vida de los trabajadores, que haya creado el justicialismo, que haya establecido que en nuestra Patria la única dignidad es la de los que trabajan. Ellos no perdonarán jamás a Perón por haber redimido todo lo que desprecian: los humildes trabajadores que ellos olvidaron, los niños y ancianos y las mujeres que ellos relegaron a un segundo plano. No le perdonar´na a Perón haber levantado las banderas de una Patria Económicamente Libre, Políticamente soberana y socialmente Justa".

Por la activa participación de Evita el congreso Nacional dictó el 9 de setiembre de 1947 la ley que establecía que "las mujeres argentinas tendrán los mismos derechos políticos y estarán sujetas a las mismas obligaciones que la ley y la constitución establecen para los varones argentinos".

Desde el histórico balcón de la Casa Rosada dijo: "Mujeres de mi Patria: recibo en este instante de manos del gobierno de la Nación la ley que consagra nustros derechos cívicos. Y la recibo ntre vosotras con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas, sintiendo jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto con el laurel que proclama la victoria. Aquí está resumida en pocas letras la historia de largas luchas, tropiezos y esperanzas. Por eso hay en ella crispación de indignación, sombra de ataques, pero también alegre despertar de auroras triunfales. Y esto último se traduce en la victoria de la mujer sobre las incompreciones, las negaciones y los intereses creados por las castas repudiadas de nuestro despertar nacional".

Evita sabía que, si Perón caía, con él caerían los trabajadores y comenzaría un clavario como se verificó pocos años después de su muerte. Temía que esa revolución quedara inconclusa, por eso en cada mensaje, en cada una de sus obras dejaba marcado su includicable fervor revolucionario.

La Unidad Básica de Viedma rinde un sincero homenaje y reconocimiento a la compañera Evita.

Recuerda además que las próximas elecciones no son un  mero trámite de sustitución de diputados y senadores nacionales.

Es la vieja lucha por dos proyectos de país. El de la independencia y la soberanía nacional y popular y la clase trabajadora o el de la dependencia y coloniaje. En esta ocasión con la influencia de la gran prensa nacional que opera como transmisor de los intereses de la clase dominante y con parte de un colonizado y corrupto poder judicial.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.