Legisladores rionegrinos critican la decisión de quitar el subsidio al transporte en el interior

legislatura, sesion

"En una reacción de revancha tras el fracaso en el tratamiento de la Ley Ómnibus, el Gobierno Nacional decidió hoy eliminar el subsidio a los transportes públicos de pasajeros, dándole otro golpe a los flacos bolsillos de la clase trabajadora, que es la que más usa el servicio", señalaron desde el bloque de legisladores de Juntos Somos Río Negro.

Añadieron que "lo hace tal vez queriendo castigar a los diputados y gobernadores que no obedecieron sus deseos con la ley, pero con ese objetivo no hace otra cosa que generarle más problemas a un gran sector de la población, ese mismo sector que es el más golpeado por los aumentos de precios de la canasta básica".

Un comunicado señala: "En Río Negro significan casi 130 millones de pesos mensuales que ya no llegarán a las empresas, y que seguramente deberán ser afrontados por los propios usuarios del servicio que verán incrementos violentos en el precio del pasaje. 

En nuestra provincia, el Gobierno de Río Negro aporta una cifra similar a la Nacional, sumado a otros 20.000.000 mensuales para las líneas provinciales; y seguirá haciendo todo su máximo esfuerzo para seguir acompañando a las empresas y a los usuarios ante este nuevo golpe del Gobierno Nacional. Incluso, Nación no ha cancelado los montos correspondientes a noviembre y diciembre, donde el proyectado alcanza a los 129.261.200 pesos en cada mes.
Recién en enero cancelaron lo correspondiente a octubre por un total de  110.100.684,94 pesos, de los cuales a Bariloche están destinados 62.211.747,80 pesos; a Viedma 20.254.288,30 pesos, a General Roca 13.720.767,06, a Cipolletti 7.201.306,50 y a los servicios provinciales de Las Grutas/SAO/Puerto 5.597.784,82, y al servicio provincial KoKo Alto Valle $330.257,94 y Sierra Grande 784.532,52.

Ese dinero que dejará de llegar a las empresas deberá ser absorbido por ellas, y los propios usuarios del transporte público de pasajeros o en parte por las provincias, que cada vez reciben menos fondos para hacer frente a las políticas en favor de la gente.
Una vez más, el ajuste no lo va a pagar la casta política, lo va a pagar el vecino común, el que menos tiene.

Lejos de entender el traspié en el Congreso de la Nación como una oportunidad para dejar de lado la soberbia y comenzar a construir un país inclusivo y federal a través diálogo, el Gobierno Nacional derrama toda su ira y su espíritu revanchista tratando de ahogar a las provincias y los Municipios, que son los que realmente en el día a día están dándole respuestas a la gente".

Pero no entienden que con amenazas y castigos no van a poder doblegar nuestro espíritu federal y la defensa acérrima de los derechos de todos y cada uno de los rionegrinos. Una vez más lo repetimos: si quieren vernos de rodillas, no lo lograrán. Si quieren construir un país federal, ahí estaremos. 

Vamos con todos

El bloque Vamos con Todos pidió que se recupere la racionalidad y no se apele al revanchismo tras la derrota del oficialismo en el Parlamento: "El gobierno de Javier Milei apeló al revanchismo luego de no haber obtenido respaldo parlamentario para su desproporcionada e impracticable ley Ómnibus y en su irracionalidad ataca a la ciudadanía, incluyendo a sus propios votantes.

Su pretendida rivalidad contra la casta es, en realidad, una fachada para avasallar derechos y seguir golpeando los bolsillos de los trabajadores, las pequeñas empresas y hasta grandes compañías que ahora amenazan con cerrar y dejar a miles de empleados en la calle.

El último episodio de esta saga temeraria es la eliminación del fondo de subsidios al Transporte del Interior, lo que significará un verdadero colapso para las firmas del sector que, a su vez, golpeará a la población en general ante la posible pérdida de un servicio clave para el sostenimiento de las actividades productivas y laborales.

Desde el bloque Vamos con Todos reclamamos responsabilidad y sensibilidad a las autoridades nacionales y que revisen estas actitudes caprichosas, otorgándole a la investidura que ostentan la dignidad y responsabilidad que requiere. 

La pelea entre el presidente y los gobernadores determinó que se elimine el Fondo Compensador lo que provocará  un incremento de tarifas a niveles imposibles de pagar para el común de los trabajadores de las ciudades más grandes de la provincia.

Muchas empresas del país ya advierten que no pueden trabajar porque no hay fondos para pagar los sueldos ni para el gasoil. Aseguran que si la situación no cambia, el cierre total es inminente. Al riesgo empresarial y de los empleados de esas compañías se suma que la gente se quedará sin el servicio del transporte o lo tendrá que pagar a valores elevadísimos.

Por ello, la bancada que preside José Luis Berros reiteró su preocupación por estas medidas intempestivas que evidencian la insensibilidad del gobierno nacional frente a las necesidades de  la población, en especial la más vulnerable.

“Como represalia por no lograr sus objetivos en el Parlamento el gobierno ataca sin miramientos a los trabajadores y a las empresas, confirmando lo que anticipábamos en campaña: que Milei iba eliminar subsidios y llevar los pasajes a precios impagables. Queda cada vez más claro que este gobierno no vino a enfrentar a lo que denominó la casta sino que apunta todos sus cañones a los que menos tienen y a los que más necesitan de un Estado solidario, justo y equitativo”, concluyeron.