Aguiar cerró su campaña ante una multitud en San Lorenzo

rodolfo aguiar, acto

Miles de afiliados de ATE asistieron este martes al cierre de campaña de la Lista Verde ANUSATE (Agrupación Nacional Unidad y Solidaridad de la Asociación Trabajadores del Estado) que lleva a Rodolfo Aguiar como candidato a Secretario General Nacional y a Mercedes Cabezas como Adjunta para las elecciones del 9 de agosto.

“Tenemos que recuperar salarios y terminar con la precarización laboral en el Estado. El proceso inflacionario ha destruido los ingresos en el sector público y la mayoría de las trabajadoras y trabajadores son explotados todos los días”, exclamó el dirigente en el Polideportivo Arquitecto Roberto Pando de San Lorenzo.

Ante los afiliados que llegaron en los numerosos contingentes de distintas provincias, Aguiar evaluó: “Estamos sufriendo un ajuste y debemos prepararnos porque el mismo se puede profundizar. Somos el sindicato distinto del Estado, porque desde que nos daban vida hace casi 100 años, quienes nos fundaron lo hicieron convencidos de que teníamos que defender nuestros sueldos, pelear por nuestras condiciones laborales pero fundamentalmente discutir las políticas públicas”.

La ATE que se viene

Aguiar se refirió a lo que serán los ejes de su inminente gestión: “En el tiempo que viene es necesario construir más poder. Debemos llegar al medio millón de afiliados cuando el sindicato cumpla el centenario en 2025. El poder es aquella fuerza que nos permite modificar un determinado estado de cosas, y por eso el 9 de agosto tenemos que votar para transformar, y llenar las más de 3500 urnas de fuerza transformadora”.

Más de 342.000 afiliados están habilitados a elegir a quienes conducirán ATE en el período 2023/2027 a nivel nacional a través de las 3503 mesas de votación para la designación de 9160 cargos. También se elegirán las conducciones de 81 centros de jubilados, consejos directivos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y en 188 seccionales.

“Nos vamos a impulsar fuerte en nuestra historia para conducir los tiempos que vienen. La historia de los anarco sindicalistas que nos daban vida en 1925, y la de esa generación maravillosa que recuperaba ATE de las garras de la dictadura militar”, señaló. 



Federalismo y soberanía

“En todo este tiempo, hemos venido construyendo un mandato en todo el país que nos impone ser respetuosos de las idiosincrasias de cada una de las provincias, de sus culturas, de lo que dicen y deciden los trabajadores en cada distrito. Tenemos que respetar a las autoridades electas y a las decisiones políticas que toman si están dispuestas a luchar y crecer”, apuntó el dirigente y continuó: “Si están dispuestos a luchar, no va a existir intervención política de ningún tipo. La fuerza de ATE se va a asentar en la autonomía plena de las 24 provincias y las 187 seccionales. Tenemos que animarnos a conducir esa Argentina diversa".

A su vez, Aguiar llamó a “fortalecer también nuestra central sindical, la CTA Autónoma, para que sea protagonista en la unidad del movimiento de trabajadores y profundizar a través de ella la lucha en defensa de nuestra soberanía”. “Tenemos que terminar con el saqueo de nuestros recursos naturales. Se llevan nuestro gas, petróleo, litio a cambio de nada y sólo nos dejan tierra arrasada”, criticó. 

“Hay que ponerle fin al fenomenal proceso de extranjerización de la tierra. Mientras millones de familias argentinas no tienen donde vivir, paralelamente se le regalan miles de hectáreas paradisíacas con enormes reservas de agua a multimillonarios extranjeros. Ya quedó claro que afuera Lewis es un delincuente y acá es un Señor. Llegará el momento que vamos a desalambrar Lago Escondido, pero también vamos a desalambrar toda la Argentina para que se vayan los Lewis, los Benetton, los Zorreguieta y todos los terratenientes de nuestro país y podamos lograr la segunda y definitiva independencia”, vociferó frente a la militancia. 

Un cierre estridente

Su discurso fue escuchado atentamente por la militancia de todo el país que se hizo presente en la Capital Federal, Aguiar concluyó su discurso parafraseando la “Milonga de andar lejos” del cantautor uruguayo Daniel Viglietti para referir a modo de augurio al futuro del sindicato de cara a los procesos políticos que se vienen.

“Necesitamos lograr la más amplia unidad y lo vamos a lograr. Crece el afecto en todo el país y hay ganas de luchar. El 9 de agosto vamos a hacer un aguacero, un aguacero que va a inundar la Argentina de esperanza, y va a empapar los corazones de miles de estatales bajo el sueño de llegar al medio millón de afiliados que haga realidad esa ATE unida, poderosa, combativa y federal. Necesitamos un Estado al servicio de las mayorías populares, con salarios dignos, estabilidad y convenios colectivos. Esta lucha no va a terminar hasta que nuestro pueblo sea feliz y nuestra patria definitivamente soberana”.