El reconocimiento de la Lengua de Señas Argentina obtuvo media sanción en Diputados

Luis di giácomo

El presidente de la Comisión de Discapacidad de la Cámara de Diputados, Luis Di Giacomo, celebró la media sanción del proyecto de reconocimiento de la Lengua de Señas Argentina como un idioma natural y originario en todo el territorio nacional. La normativa fue aprobada hoy (24/11) con 229 votos afirmativos. 

“Esta ley es un paso importante para que las niñeces puedan acceder a un desarrollo lingüístico-cognitivo acorde a su edad, capaz de garantizar el pleno ejercicio de sus facultades”, destacó. 

El diputado nacional por Juntos Somos Río Negro comentó que el dictamen puesto en discusión requirió de meses de arduo trabajo por parte de los integrantes de la Comisión que preside. Se trató de una iniciativa surgida de la demanda de las organizaciones abocadas a la defensa de los derechos de las personas sordas.

“Esta ley apunta a eliminar barreras comunicacionales, remover barreras actitudinales y otorgar visibilidad social a un medio de comunicación no verbal. Significa darle un status jurídico a un idioma, que debe ser respetado como tal”, explicó en referencia al objetivo central de la ley. 

La lengua de señas es contemplada por los estados de varios países latinoamericanos. Incluso, en Argentina unas 18 provincias poseen marcos normativos vigentes.

Ante un importante número de miembros de la comunidad sorda que se hizo presente en el recinto, Di Giacomo finalizó su discurso con un especial agradecimiento al grupo de intérpretes de Lengua de Señas de la Cámara de Diputados. Su comprometida labor como nexos comunicativos resultaron cruciales a la hora de los debates. 

 

Según anunció la presidenta de la Cámara Baja, Cecilia Moreau, el proyecto será girado hoy mismo al Senado para su tratamiento.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.