Por Marco Magnanelli (*)

“El orden es la base del progreso”

marco magnanelli

Sin orden no hay comunidad. No es posible qué nos desarrollemos en sociedad, queriendo ejercer nuestras libertades sin hacerlo en el marco de respetar nuestras obligaciones y los derechos de los demás. Esa verdad que parece de perogrullo es la base de nuestra comunidad. El orden es progreso porque en la anomia y el descontrol solo ganan unos pocos, el orden tiene por fin garantizar los derechos de todos y todas y brindar un marco para que nos reconozcamos y desarrollemos.

Durante los últimos días, en reiteradas ocasiones, me consultaron colegas y allegados sobre mi postura al respecto de los operativos que la Subsecretaría de Protección Ciudadana del Municipio de Viedma estaba llevando con respecto a los vendedores ambulantes.

Mi respaldo es absoluto a la decisión del Intendente Pesatti y de sus funcionarios, creo que controlar también es cuidar. Pero no quisiera dejar mi respuesta en un simple “estoy a favor”. Quisiera poder compartirles algunos pensamientos al respecto. Mis palabras son las de una persona que entiende la importancia del comercio para nuestra ciudad y el enorme valor que los comerciantes aportan con su trabajo. Mi visión es la de alguien de cuya familia ejerció el comercio desde siempre, mi abuelo tuvo comercio (Kiosco Don Pedro) , mi padre también (CMP Computación) y mi madre todavía lo ejerce (La Mercería). Yo mismo ejercí la actividad desde el 2008 al 2019 y por lo tanto mi mirada es la mirada de alguien que “conoce el paño”. Hoy tengo la oportunidad de aportar mi mirada desde la acción política y jamás me olvido de dónde vengo.

Seguramente estaremos todos de acuerdo en afirmar que el orden es la base del progreso. Es por esto que el comercio ilegal no sólo representa una amenaza constante contra el orden público, sino que también significa una competencia desleal hacia los comercios formales y una fuente de explotación para las personas que son mandadas a la calle por distribuidores que siempre están en las sombras. Y es importante aquí remarcar “ilegal” y separarlo de quienes cumplen con sus obligaciones (fiscales, impositivas, etc.).

Toda venta callejera que ocupe espacio público de manera informal e incumpliendo las normas que la regulan y que la permiten, pone en jaque el trabajo registrado y desafía el trabajo de los mercantiles. Uno de los roles primordiales del Estado es asegurar que todo se desarrolle dentro de las normas, se trata de proteger a nuestros comerciantes, como así también a sus empleados y asegurar ese orden que nos permite progresar. Éste ordenamiento es crucial para desarrollar cualquier actividad en armonía, evitando que ciudadanos y comerciantes sufran las consecuencias.

En nuestra ciudad, ese ordenamiento existe y no se va a permitir que las calles sean tomadas por mafias que corridas de otras ciudades intentan recalar en el interior.

Aquí hay ordenanzas vigentes que regulan el correcto funcionamiento de la venta ambulante. La misma no se puede ejercer ocupando la calle, ya que el espacio público lo es en función de garantizar el acceso equitativo a la ciudad y es el Estado quién debe velar por el uso de ese espacio en defensa del bien común. A partir de dicha ordenanza es que la Subsecretaría de Protección Ciudadana realiza operativos para corroborar que quienes se encuentren comercializando en el espacio público estén habilitados para realizarlo. Hacer cumplir las normas es, en definitiva, respetar a todos aquellos que sí las cumplen.

Entonces, si me preguntan “si estoy de acuerdo o no con las acciones que el Municipio lleva adelante”, mi respuesta es “Sí”. Estoy de acuerdo con el cumplimiento de las ordenanzas; estoy de acuerdo con preservar la seguridad a nuestras vecinas y vecinos; estoy de acuerdo con proteger a nuestros comerciantes y con asegurar el correcto funcionamiento del sector comercial para su exitoso desarrollo.  En consecuencia, estoy de acuerdo en que podamos vivir en comunidad.

(*) Concejal de Viedma (JSRN)

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.