Aldo Basterra reconoció que abusó de tres niñas y lo condenaron a 9 años de prisión

ALDO BASTERRA

Aldo Basterra fue condenado a 9 años de prisión domiciliaria por el abuso sexual gravemente ultrajante, ocurrido durante casi 20 años, contra tres de sus nietas. El hombre de 78 años accedió al beneficio de juicio abreviado en el que tuvo que reconocer, ante un juez y sus víctimas, que fue autor de los hechos.

La instancia abreviada fue a pedido de las propias víctimas que prefirieron evitar un juicio convencional, más extenso y revictimizante. En ese marco, la Fiscalía, la Querella y la Defensa llegaron finalmente a un acuerdo.

"La intención siempre fue llegar a un procedimiento abreviado teniendo en cuenta la situación y la sintomatología de las chicas, pero el sujeto imputado se oponía. Ellas lograron hablar en el año 2018, después de muchísimos años de abuso. Eran niñas muy pequeñas; todo comenzó cuando tenían entre 4 y 8 años de edad, y se prolongó hasta los 24, 22 y 19 años de cada una. Es muchísimo tiempo y situaciones de angustia para ellas", expresó Julia Mosquera, representante legal de las víctimas.

En diálogo con VDM Noticias, Mosquera planteó que "la situación más sana y reparadora para ellas era tener una condena; que este sujeto tenga una condena y empezar a reparar este daño". "Estos debates son largos y no siempre las víctimas están en condiciones de soportarlo con todo lo que implica", explicó.

Por la situación de guarda y el vínculo existente, la escala penal que le correspondería al abusador va de 8 a 20 años. Pero el Código establece que, las condenas para los juicios abreviados, no pueden superar los 10 años. 

"Si bien es un beneficio para el imputado, nosotras tratamos de verlo desde una perspectiva de género, desde una perspectiva integral. Entendemos que 9 años es una pena saludable, acorde a la pretensión de cerrar este proceso, que este sujeto vaya preso, además de poder escuchar el reconocimiento de los hechos por parte de esa persona que hizo tanto daño", añadió.

La audiencia se realizó sin público y con medidas de distanciamiento social por la pandemia de COVID-19. Si bien duró menos de una hora, hubo episodios de angustia que muestran la compleja situación para las víctimas de estos hechos.

Reconocimiento de la responsabilidad

Una de las instancias fundamentales de los juicios abreviados en casos de abuso sexual tiene que ver con el reconocimiento del imputado de los hechos que cometió.

"Desde un primer momento, por el trabajo con sus psicólogas y el cuerpo médico forense, sabíamos que el juicio abrevado era la instancia saludable para las víctimas pero el sujeto imputado se oponía", señaló Mosquera. 

Esa resistencia siguió presente durante la audiencia en la que Basterra terminó aceptando los hechos luego de dar varias vueltas ante las preguntas y repreguntas del juez Ignacio Gandolfi.  

"Para llegar a la conciliación tengo que reconocerlo aunque con algunos prejuicios internos porque no son ciertas todas las cosas que se han dicho" aseguró para agregar que "de todas maneras lo acepto, como dice la abogada, en bien de mis nietas y por su salud porque mi expectativa de vida es muy corta".

"Tengo 78 años, tengo infarto, el corazón dilatado, problemas de epoc. Es una manera de llegar a un acuerdo, por eso comparto", agregó.

Gandolfi le explicó que no estaba obligado a admitir su responsabilidad y podía someterse a un juicio convencional (que es más largo y con mayor exposición pública).  

"Lo admito porque quiero terminar con esta historia. No estoy en condiciones de aguantar semejante cosa. Así que evidentemente prefiero afrontar los 9 años, si llego a vivir", añadió.  

Finalmente, luego de dar varias vueltas y plantear que los hechos ocurrieron pero fueron "agrandados" por sus nietas, aceptó que abusó de sus víctimas, durante 20 años, en Viedma y El Cóndor. 

"Deje los hechos como los dejaron, los admito, me los como, está bien", se victimizó para luego reconocer que la imputación fue por "terribles hechos de abuso sexual".

La acusación estuvo a cargo de la fiscal Paula Rodríguez Frandsen. Ahora el juez Ignacio Gandolfi tiene 3 días para dictar la sentencia.

Al reconocer los hechos, Basterra renunció a los plazos legales de apelación por lo que la condena quedará firme y comenzará a aplicarse una vez que el juez acepte formalmente el acuerdo.

FUENTE: VDM Noticias

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.