Por años ejerció labores nocivas y terminó con una insuficiencia respiratoria

insuficiencia respiratoria

Un hombre de Cinco Saltos que trabajaba en una molienda de minerales terminó con graves secuelas respiratorias. Recurrió a una comisión médica pero no le otorgaron la incapacidad laboral. En el juicio consiguió una indemnización por parte de la ART. La suma supera el medio millón de pesos, más intereses.

El trabajador se desempeñó desde 1984 como operario de una máquina de molienda de minerales. Entre ellos refirió bentonita y yeso. Además, consignó que preparaba materiales para su manufactura, como el secado del mineral con fuego producto de la combustión del carbón y gasoil.

Tenía 55 años cuando detectó lo que se considera la primera manifestación invalidante. Entonces recurrió a un médico con problemas respiratorios y comenzó a hacerse distintos estudios.

De todas formas, la comisión médica que trató su caso determinó que no había incapacidad laboral y por ello el hombre promovió un juicio ante la Cámara del Trabajo de Cipolletti.

En el contexto de ese trámite se designó a un perito médico cuyo informe fue determinante para arribar a la decisión judicial. La aseguradora de riesgos del trabajo (ART) que tenía contratada la firma empleadora impugnó el dictamen.

Pero el perito ofreció las explicaciones necesarias y el tribunal fijó una incapacidad laboral del 56%.

Se probó en el juicio que cuando el trabajador detectó problemas para respirar se realizó estudios médicos, de los cuales surgió que tenía ambos pulmones afectados por la existencia de cuerpos extraños dentro de éstos, como carbón, por ejemplo. Luego de los estudios médicos y tratamientos, surgió que padecía neumoconiosis, patología producto de la inhalación del polvo durante un tiempo prolongado (bentonita, yeso, carbón y derivados del gasoil). Debido a la complejidad de la patología fue derivado por los prestadores de la ART a Buenos Aires.

La pericia concluyó que el trabajador padece una importante secuela respiratoria incapacitante, crónica y permanente. Ese daño es de carácter progresivo y su insuficiencia respiratoria es crónica, relacionada con la exposición laboral.

Al considerar la neumoconiosis como una enfermedad profesional, el tribunal hizo lugar a la demanda y condenó a Experta Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A. a abonar al trabajador la suma de 557.327,18 pesos.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.