Landriscini gestiona medidas urgentes para ayudar a los productores frutícolas tras las últimas heladas

Graciela Landriscini

Ante las heladas tardías que afectaron la zona del Alto Valle en las madrugadas del 6 y 7 de octubre pasado, y dañaron parte de la producción frutícola, la diputada nacional del Frente de Todos Graciela Landriscini informó que ha desarrollado acciones junto a otros representantes de la fuerza política en la zona y a nivel nacional en procura de encaminar medidas que se condicen con las que habitualmente se vinculan a la declaración de la Emergencia Agropecuaria. Ello requiere la puesta en marcha de relevamientos en las chacras con el objeto de evaluar con la mayor precisión posible los daños sufridos en las plantaciones de cada especie que la helada provocó en el momento crucial de su desarrollo fenológico.

Producto de reuniones con productores independientes de la zona con plantaciones de diversas especies, y con sistemas de protección contra las heladas activos y pasivos, y de la consulta a organismos del sector, a técnicos y profesionales de la actividad y a intendentes municipales, la diputada tomó conocimiento de situaciones heterogéneas. “Quienes disponen de sistemas de riego por aspersión no exhiben daños o son menores en sus plantaciones, pero quienes cuentan con riego por manto han sufrido el fuerte castigo de la helada por las bajas temperaturas, pero más aún por la duración de las mismas, evento que se sumó al fuerte viento de los días previos que secó los suelos agravando la situación; y la duración de la helada agotó el combustible en reserva en algunas chacras e impidió contener el impacto y evitar los daños”, remarcó.

Esta situación plantea la necesidad de poner en marcha medidas urgentes para paliar las consecuencias directas y en cadena que sobrevendrán en la zona producto del evento climático, que el Frente de Todos y niveles gubernamentales se encuentran analizando. En función de los daños que se cuantifiquen a partir de las declaraciones juradas que presenten los productores que a partir de este martes deben comenzar a completarse y presentarse en las respectivas Cámaras, en los próximos días se tendrá mayor certeza de las pérdidas por sectores.

El relevamiento permitirá cuantificar la superficie en la que quedarán suspendidos el raleo, las curas y la cosecha misma, en los casos en que la fruta se pierde. En otra proporción de superficie habrá pérdida de calidad y repercutirá en la clasificación, ventas y precios. Se cuantificarán daños en pera y manzana, en frutas de carozo, vid y frutos secos, con distinto grado de impacto económico, financiero y laboral en las explotaciones. Y en los meses próximos se sentirán los efectos en galpones y frigoríficos por falta de materia prima.

Landriscini sostuvo que, “a partir de gestiones coordinadas entre representantes nacionales del Frente de Todos con las áreas pertinentes del gobierno nacional, se espera que, una vez que se cuente con la evaluación general, se puedan implementar medidas de prórroga en pagos de créditos pendientes de cancelación por labores culturales e insumos de años previos y de la presente temporada, prórrogas en pagos impositivos, y asistencia financiera accesible en la emergencia para pagos de salarios y costos fijos”. Para la diputada, “soluciones de este tipo pueden paliar parte de la emergencia que se certifique, que afecta parte de la cadena productiva en cada especie, y que perjudica al comercio y a los servicios locales, y en particular a las familias de productores y trabajadores rurales. Su impacto afectará también la temporada que viene en tanto numerosos productores no dispondrán de ingresos por ventas para poner en marcha las tareas de la próxima campaña. Ello hace que los plazos de la asistencia deban ir más allá de la presente temporada. Algo similar enfrentarán los consorcios de riego”.

La naturaleza impone restricciones y crea riesgos a la actividad, y ello plantea la necesidad de contar con un plan de inversiones en activo fijo y de trabajo que garantice la protección de las plantaciones y el pleno desarrollo del ciclo productivo para que la fruticultura sea sustentable.

Del mismo modo, recomienda el trabajo asociativo de los productores para coordinar compras de insumos, sumar volúmenes de oferta por especie y variedad a comerciar, y en la contratación de los servicios de transporte, logística, y de control de procesos.

“Las heladas existen, el granizo existe, el cambio climático es una realidad. Hoy se paliará la emergencia, pero la prevención es el camino. Para no caer recurrentemente en la emergencia que arruina plantaciones, economías familiares, y empleos, descapitalizando a los productores y la economía de la región”, remarcó la representante de Río Negro en la Cámara Baja del Congreso de la Nación.

“El gobierno nacional otorga prioridad a la producción y el empleo y el esfuerzo de trabajo de los productores es enorme cada año para perderlo en un día”, concluyó Landriscini. 

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.