Un marino rionegrino integra la Armada Argentina hace 12 años y relata su vida en el mar

Rolando Jara

El Cabo Primero Rolando Adán Jara nació hace 29 años en Cipolletti, Río Negro. Su infancia transcurrió en el Parque Barrio del Trabajo junto a sus padres Rolando y María Elena y sus tres hermanos. 

“La ciudad es muy linda y tranquila. De chico jugábamos mucho a la pelota en la plaza frente a mi casa, y en los veranos, pasábamos la mayor parte del tiempo en los canales donde nos bañábamos e íbamos recolectando manzanas de las chacras que encontrábamos durante el camino. De ahí viene mi amor por el agua. Nos íbamos en bicicleta al lago y al río”, sostuvo.  

En sus ratos libres, también jugaba al rugby en el Club Marabunta de su ciudad. “Cuando regreso allá, me doy una vuelta por el club y me encuentro con gente muy querida”, añoró. En Cipolletti aún se encuentra su familia, padres y hermanos, su abuela Hilda a quien recuerda con mucho cariño, y demás afectos, compañeros y amigos. 

Contó que la aparición de la Armada en su vida, se dio de manera casual. “Estaba terminando la secundaria en el 2008 y fueron a dar una charla al colegio integrantes de la Delegación Naval de Neuquén. Nos mostraron fotos, videos institucionales y de la fragata ARA ‘Libertad’ lo cual me llamó mucho la atención; quedé impactado porque no conocía nada de la Armada Argentina”, rememoró.  

Cuando volvió a su casa, se lo comentó a sus padres. El apoyo de ellos estuvo desde el primer momento y lo acompañaron en su decisión de ingresar. Y gracias a su profesor Alejandro Schroeder, que colaboró con su preparación académica, aprobó los exámenes en el 2011 y al año siguiente ingresó.  

Luego de realizar el Período Selectivo Preliminar en la Escuela de Suboficiales de la Armada en la Base Naval Puerto Belgrano al sur de la provincia de Buenos Aires, se inclinó por la especialidad de Mar. 

El cabo rionegrino tuvo como primer destino naval en la Lancha Rápida ARA “Indómita” que en ese momento se encontraba en el astillero Tandanor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). 

Más tarde fue destinado al buque-escuela de la Armada, la fragata ARA “Libertad” durante 3 años en la que realizó varios viajes de instrucción con extensos períodos de navegación, para continuar luego navegando en la corbeta ARA “Gómez Roca” en Puerto Belgrano ya en el 2018. 

En este destino conoció a su pareja, Romina Oviedo, quien es Cabo Segundo de su misma especialidad la cual se encuentra ahora en la fragata realizando el 49° Viaje de Instrucción: “La conocí hace tres años, cuando compartíamos el mismo destino; nos complementamos muy bien y hemos forjado una relación basada en el compañerismo.”. 

Finalizado su paso en la corbeta, el rompehielos ARA “Almirante Irízar” fue su nuevo destino, donde realizó dos Campañas Antárticas de Verano (CAV 2018/19 y 2019/20). Durante su estadía en este buque, realizó el curso de Nadador de Rescate, lo que le permitió cubrir ese rol durante su primera campaña.  

Etapa de Mar a bordo del DESI 

El Cabo Jara se encuentra hoy a bordo del destructor ARA “Sarandí” (DESI). La unidad de superficie viene de efectuar una navegación por el Mar Argentino en conjunto con otras unidades de la Flota de Mar, la Aviación Naval, Infantería de Marina y Fuerzas Navales Especiales.  

Este despliegue permitió la ejercitación individual de cada buque de guerra, como también la interacción constante mediante maniobras de diverso tenor entre las unidades. Se realizaron ejercitaciones tanto en técnicas como en tácticas individuales y grupales, permitiendo a todos los conjuntos operativos ejercitarse en sus roles específicos. 

Durante los días de navegación, el “Sarandí” llevó adelante pruebas de sistemas e instrucción individual a nivel unidad: ejercicios en roles de Control Averías, Lucha Contra Incendios, Abandono de Unidad en caso de siniestros, y de Embarcaciones Menores. 

A bordo, el cipollitense cumple tareas de timonel, maniobras de botes, de fondeo, de amarra; es decir, todo lo relacionado con la cubierta del buque y su especialidad de Mar.  

“Fue una Etapa de Mar muy intensa y me gustó mucho haber podido presenciar distintas actividades a bordo; fueron impresionantes. En cada ejercicio estuve en el Puente de Comando como Ayudante de Timonel de Maniobras”, expresó, aunque el puesto que más le gusta cubrir, es en la cubierta de botes. 

Luego de varios destinos navales en sus 12 años de Armada, Rolando resaltó que disfruta mucho de navegar y por ser de Mar, tiene en claro que muchos años de su carrera serán a bordo de las unidades de la Flota de Mar Argentina. 

También destacó todo lo aprendido y vivido durante su carrera: “Del ámbito naval resalto la camaradería y el compañerismo. La Armada Argentina es 100% entrega y dedicación; y servir a la Patria, es dejar todo por seguir un objetivo y cumplir una misión”. 

“Sé que la Armada tiene mucho más porvenir para mí”, concluyó con entusiasmo el joven marino de Río Negro. 

FUENTE: redacción de Mar Adentro Gaceta Marinera

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.