Piden que ARSA no cobre y condone deudas de agua en sierra grande

luis noale

El legislador del Frente de Todos, Luis Noale, pidió a la empresa provincial Aguas Rionegrinas Sociedad Anónima (ARSA) que, con carácter urgente, suspenda el cobro del servicio de agua domiciliaria a los usuarios de Sierra Grande y Playas Doradas, hasta la efectiva normalización del servicio.

A través de un proyecto de Comunicación ingresado esta semana a la Legislatura expresó que vería con agrado que se condonen las deudas que posean con Arsa los usuarios del servicio de agua potable de la localidad y el balneario en el periodo de funcionamiento irregular del mismo.

La falta de agua ha sido una constante en la historia sierragrandense. La localidad se abastece de agua mediante dos acueductos que captan el recurso de vertientes ubicadas en la periferia de la meseta de Somuncura la altura de los parajes Arroyo Los Berros y Arroyo Ventana.

Dichos acueductos recorren 86 km y 120 km respectivamente para que el agua llegue a Sierra Grande, donde además se deposita en las reservas y de allí es transportada a Playas Doradas mediante un acueducto de 35 km.

El gobierno municipal encabezado por el Intendente Renzo Tamburrini dictó la emergencia hídrica como consecuencia de la falta de agua por la rotura del acueducto en cuestión. “Esa declaración debe ser visualizada como una herramienta, un instrumento jurídico que permita al gobierno provincial atender y priorizar la problemática serrana en toda su dimensión e importancia”, sostuvo Noale.

“Sabemos que esto ha sido producto de varias contingencias climáticas y que puede haber plazos para los trámites administrativos, pero también es necesario entender, que aquí hay una urgencia y que estamos ante una situación de extrema gravedad que afecta a miles de rionegrinos. Por lo tanto, se requieren de medidas excepcionales por parte del Estado Provincial”, manifestó el legislador del circuito atlántico.

El funcionamiento regular del servicio de agua potable, es un derecho humano de primera jerarquía, relacionado directamente con la calidad de la salud y el desarrollo de diferentes actividades sociales, comerciales e industriales.

Muchas instituciones no han podido realizar sus actividades, por la nula o irregular prestación del servicio de agua. “Como consecuencia de esto se produjo la acumulación de deudas con la empresa prestataria y la misma situación se ha replicado en otros sectores de la sociedad que se vieron afectados”, destacó.

“Estamos en conocimiento de que el gobierno de la provincia ha impulsado el reacondicionamiento del acueducto a Playas Doradas e instalación de caudalímetros en Sierra Grande, pero la situación actual demanda acciones concretas en el corto plazo”, concluyó.