Incoherencia sanitaria: controlamos todo o abrimos todo

dada, cola

Las autoridades sanitarias de Río Negro, particularmente en la voz de la secretaria de Políticas Públicas de Salud, Mercedes Iberó, no se cansan de reiterar la necesidad de continuar con  los cuidados y la aplicación de las medidas para evitar un nuevo rebrote de coronavirus (barbijos, ventilación, distanciamiento, etc.).

Incluso la funcionaria ha dicho en más de una oportunidad que la variante Delta llegará tarde o temprano a la provincia.

Pese a ello se han flexibilizado las restricciones, al punto de liberar totalmente la circulación y aumentar el aforo al 70% en lugares cerrados.

Es cierto que, tras casi un año y medio de prohibiciones, la gente tiene deseos de salir y divertirse.

¿Pero lo ocurrido en determinados locales nocturnos no es absolutamente contradictorio con lo que reclaman y piden las autoridades?

Este fin de semana el complejo nocturno Dadá, de Viedma, difundió imágenes de una larga cola para ingresar al local el viernes por la noche.

También difundió un video, en el que se observa que las medidas sanitarias no se respetan en absoluto.

No es la intención de estas líneas perjudicar a ningún comerciante de ese rubro (seguramente uno de los que más han sufrido la pandemia), pero sí de alertar sobre las consecuencias que estos eventos podrían tener para la salud de todos.

¿Las autoridades no advierten ni saben de estas celebraciones? ¿Hay controles? ¿Qué línea de coherencia hay entre la libertad de estas fiestas y la espera que muchos pacientes deben realizar fuera de una institución de salud para acudir a la cita de un médico o sacar un simple turno?

Controlamos todo o abrimos todo.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.