Formulación de cargos a dirigentes de SITRAJUR: "Es un grave ataque a la libertad sindical", dijo Urrutia

ezequiel urrutia

La audiencia de imputación de dirigentes sindicales del gremio de los judiciales rionegrinos, SITRAJUR, por parte de la justicia a raíz de una denuncia realizada por la presidenta del Tribunal Superior de Justicia contra el legislador Pablo Barreno “carece de sustento legal pero aún más grave ataca la libertad sindical en el más amplio de sus sentidos violando, asimismo, preceptos de raigambre constitucional”, expresó el titular de UTEDYC en Viedma, Ezequiel Urrutia.

Agregó el dirigente que “la libertad sindical ha alcanzado carácter universal y tiene que ver con la vocación de los trabajadores y trabajadoras a organizarse en agremiaciones que defiendan sus intereses. La OIT en su constitución como organización, allá por el año 1919, incluyó en su preámbulo el reconocimiento del principio de libertad sindical como una de las condiciones necesarias, indispensables para nosotros, para alcanzar la paz y armonía”.

Dijo también que “el avasallamiento por parte de las máximas autoridades del Poder Judicial, con complicidad de diversos funcionarios judiciales, no hace más que atropellar los preceptos más básicos en lo que hace a la defensa de los trabajadores y trabajadoras, e implica un desconocimiento del artículo 205 del Código Penal. La interpretación literal de dicha norma resulta violatoria de la libertad sindical, pero también lesiona el principio de culpabilidad por ausencia de lesividad. Una interpretación armónica del citado artículo 205 del CP en conjunto con las medidas de control de la pandemia dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional, compatible con los derechos consagrados en la Constitución Nacional, permite llegar a la conclusión que no se puede penalizar a un representante de los trabajadores y trabajadoras por el incumplimiento de las pautas sanitarias, tanto por un lado porque estaba controlando que se cumplan los protocolos para que sus representados puedan con toda seguridad poder desarrollar sus tareas sin afectación a su salud, pero además con todos los cuidados, sin haber cursado la enfermedad de COVID 19, no había riesgo concreto alguno de propagación. La conducta punible debe producir el daño que la ley estaba destinada a evitar”.

“De esta forma, la hipótesis de riesgo abstracto, impulsado por la máxima autoridad judicial demuestra una manipulación del sistema con el solo fin de avasallar, de silenciar, a los representantes de los trabajadores y trabajadoras, con la complicidad, y quizas el desconocimiento, de una fiscal que en vez de preocuparse por perseguir delincuentes pone recursos del Estado para criminalizar a los referentes gremiales”, subrayó.

Finalmente alertó “a todos los trabajadores y trabajadoras que un modelo donde se criminalice a quienes defienden sus intereses, donde se persigue con burdos argumentos a referentes gremiales, es propio de un modelo absolutista, autoritario, contrario a lo que los rionegrinos y rionegrinas deseamos”.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.