Del partido comunista chino, al radicalismo rionegrino

agrupacion raul alfonsin

Desde la Agrupación Raúl Alfonsín, queremos manifestar nuestro rechazo a lo resuelto el pasado viernes 4 de septiembre, cuando la mesa del comité central, distrito Río Negro, incumplió el artículo 17 de la Carta Orgánica, resolviendo “Dejar sin efecto el Cronograma Electoral de renovación de autoridades partidarias para el ejercicio 2020” y Prorrogar todos los mandatos de las autoridades partidarias por un año.

Entendemos y estamos absolutamente de acuerdo que realizar un acto eleccionario con la situación de salud que atraviesa nuestra provincia es una locura, pero también entendemos que el no abrir el cronograma electoral es autoproclamarse autoridad por un periodo que no le corresponde y máxime cuando ésas autoridades deben definir las alianzas y los candidatos para las elecciones nacionales del año que viene. Incluso también en algunas localidades donde se eligen concejales. Auto prorrogarse los mandatos, es callarle la voz a los afiliados para que no puedan ejercer su derecho democrático.

Es importante también diferenciar el cronograma electoral del acto de electoral propiamente dicho. El cronograma fija fecha de presentación de listas, de junta de avales, de impugnaciones y el día de emisión del voto. El acto electoral es el día de la emisión concreta del voto.

Fijar un cronograma electoral no significa realizar elecciones, como lo quieren hacer ver quienes piden en el congreso que se respeten las instituciones y en casa respetan lo que quieren. En nuestra provincia hace 6 años que no se llega al acto electoral porque cuando se abre el cronograma se abren los canales de diálogo entre quienes aspiran a los cargos y siempre se trata de llegar a una lista de unidad como ha venido ocurriendo.

No abrir el cronograma electoral es negar que existan ideas y visiones diferentes de partido. Y si bien nuestro pensamiento siempre fue rojo y blanco y no teñido con otros colores como en el caso de muchos correligionarios que nada tienen que ver con nuestra agrupación, siempre estuvimos abiertos al dialogo maduro y constructivo, porque nos interesa levantar y sostener las banderas de la UCR y no tener el sello para alquilarlo o prestarlo. Nuestro partido se ha convertido en un partido en oferta que aporta poco menos del 2%.

Desde la Agrupación Raúl Alfonsín, creemos que hay que comenzar con la reconstrucción partidaria, depurar nuestros padrones y recuperar la identidad perdida para desde ahí, buscar un marco de alianzas que tenga a la UCR como columna vertebral.

Por esta y otras tantas razones, invitamos a nuestros correligionarios que ven con el mismo desagrado el intento de avasallar las instituciones democráticas, que el 10 de diciembre mostremos nuestro desacuerdo con la auto prorroga de mandatos y que demos por cumplido nuestro mandato partidario, bregando porque regrese el respeto a la democracia y las instituciones que tanto gusta pregonar en otros lados y que aquí se oculta bajo un falso espejismo de conducción.

Para finalizar y porque si han quedado dudas, lo que exigimos es la libertad de poder renovar autoridades, no estamos pidiendo que se haga un acto electoral. Que no se le prive a los radicales de buen diálogo la posibilidad de renovar listas de unidad, como se ha hecho en el distrito de la provincia de Buenos Aires. Y que si las diferencias son irreconciliables, un órgano de gobierno superior como lo es el plenario o la convención, decida de forma madura pasar el acto electoral para cualquier domingo del 2021, donde competirán quienes hayan cumplido con el cronograma electoral, la presentación de listas y la oficialización de boletas.

Que no se haga como en el partido comunista chino, donde unos pocos eligen no solo las autoridades de su partido, sino que también eligen a su presidente.

Agrupación Raúl Alfonsín Río Negro

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.