(AUDIO) Pistas claves en el caso de la desaparición de Facundo Castro gracias al aporte de un viedmense

marcos herrero

En comunicación con FM DE LA COSTA, Marcos Herrero, entrenador canino de Viedma que participó en tareas de rastrillaje en el caso de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, anticipó que su perro detectó rastros que podrían indicar que Facundo estuvo presente en dos patrulleros de la Policía Bonaerense, uno proveniente de Teniente Origone y otro de Mayor Buratovich.

 “Lo que hice fue una toma de olor (se hace un resguardo de un elemento personal, en este caso, un gorro color negro que pertenece a Facundo, que fue aportado judicialmente por medio de la mamá de Facundo). Estuvo resguardado en una cabina de custodia donde se tiene máximo cuidado en la toma de olor. Se protege un frasco que está específicamente para eso, y a partir de ese olor, yo le doy al perro por cinco minutos el olor (específicamente tres, con dos minutos de descanso) para que busque. Para que se entienda, lo que yo hago es decirle al perro ‘busque’ y él hace el trabajo automáticamente”, indicó Herrero.

Detalladamente, explicó cuáles fueron los procedimientos que se siguieron. “Previamente, se cortaron los precintos para que el perro pueda detallar en los interiores. Pasó por un Corsa Classic de color blanco, que trabajó en la parte interior y exterior de afuera, en los perímetros, también se lo introdujo adentro del baúl, pero no dio atención a ninguna esencia o elemento importante”.

“En segundo lugar, pasamos al otro vehículo, que es una camioneta Ranger, específicamente de las más viejas que pertenecía a la sede de Origone. Allí, el perro salta sobre la caja, empieza a trabajar y allí comienza a gemir y rascar. Luego salta a la parte delantera del interior entre el chofer y el acompañante. Sobre el torpedo, el perro hace un registro minucioso. Luego, se concentra sobre el volante y la parte de los pedales, allí también comienza a gemir. Y finalmente, se sitúa sobre la parte final del asiento en la izquierda y empieza a romper lo que es la parte del asiento hasta llegar a la goma espuma. Al tener tanto impacto y romperlo, se pudieron ver manchas de sangre en esa parte”.

Aclaró además que “todo fue filmado, certificado y fotografiado por personal de la Policía Federal”.

Agregó también que “hace 90 días aproximadamente, días más, días menos de la desaparición de Facundo, estos vehículos ya habían sido analizados con luminol, determinando estas manchas de sangre”.

Indicó que “luego el perro salió de ese vehículo policial y se dirigió al vehículo de la famosa foto que se lo ve a Facundo de espaldas. En ese sentido, al perro se le abrió la compuerta por un empleado de la Policía Federal. El perro hizo todo el registro y concentró su atención en una cubierta de auxilio, y allí empezó a gemir y rascar de tal forma que también es una marcación activa de impacto. Luego se bajó, se introdujo en la parte interior de atrás, y pasó a la parte de adelante, donde también empezó a gemir y ladrar”.

“Como perito de parte y desde mi persona, establecí que la persona de Facundo, en tiempo y espacio, ha estado en los dos vehículos de la patrulla bonaerense. Sabemos que está la posibilidad de que lo encontremos sin vida”, anticipó.

Para concluir, afirmó que “si bien ya había sangre que se había encontrado en esos vehículos, también se había encontrado una colilla de cigarrillo con manchas de sangre, que eso va a dar el resultado del Fuero Federal. Lo que yo certifico es que la clave está en las tomas de olor”.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.