(AUDIO) El drama de un padre que no puede ver a sus hijas hace tres años

SEBASTIAN ESCALADA

Sebastián se encuentra en una disputa judicial tras no poder ver a sus hijas hace más de tres años, luego de que una jueza otorgara un permiso en contra de su voluntad para que esto sucediera. Además, reveló que denunció a la magistrada en cuestión tras descubrirle una conexión ilegal de gas.

Sebastián, oriundo de Cipolletti y residente de Bariloche, vivió durante 20 años en Estados Unidos junto a su familia. Allí, le revocaron la visa y fue deportado a la Argentina. Luego de eso, decidieron venir a vivir a Bariloche y, al poco tiempo, se separó y su exesposa decidió llevarse a sus hijas con un permiso de 90 días a los Estados Unidos.

En comunicación telefónica con FM DE LA COSTA, explicó el marco de su situación. “No veo a mis hijas porque se las llevaron a Estados Unidos con un permiso en contra de mi voluntad, otorgado por la jueza Marcela Pájaro, de aquí de Bariloche. Era un permiso de 90 días sin derecho a residencia; mis hijas se fueron a pesar de mi oposición y de que yo venía denunciando los hechos en el Juzgado de Familia. A pesar de todo esto, la jueza decidió entregar el permiso por su voluntad”.

También, expuso que “el argumento de la jueza para otorgar el permiso, fue que la madre quería viajar a ver a sus seres queridos, y que eso lo entendía razonable. Me dijo que me quede tranquilo, que me amparaba el Convenio de La Haya y que mis hijas iban a volver. Esperé los 90 días y nunca más volví a ver a mis hijas”.

El denunciante expresó que ya hizo denuncias en la Magistratura, en el Congreso de la Nación, en el INADI, e incluso estuvo un mes en Viedma denunciando en diversos organismos del Estado, pero que aun así no obtiene respuesta alguna.

Para colmo de la situación, comentó que la jueza Pájaro ya fue denunciada más de una vez en la Magistratura por casos similares a este.

Esta jueza fue denunciada también por Sebastián tras descubrir que utilizaba una conexión ilegal de gas. “Salía de un local de su propiedad, alquilado a la Municipalidad de Bariloche. Habían pintado los caños de gas de color negro, para simular que eran caños de agua. Estos caños recorrían 25 metros por la vereda pública a 5 metros de profundidad, entraban a su edificio (que no está habilitado para tener gas natural) y llegaban al séptimo piso”.

A raíz de esta situación, Sebastián explicó que ahora lo están persiguiendo judicialmente. “El día que hice la denuncia del gas, recibí un pedido de captura. Me detuvieron y estuve 8 horas en una comisaría”.

Para concluir, expresó el calvario que está sufriendo. “Hablo con ellas por teléfono cuando la madre me lo permite. Mis hijas me preguntan siempre cuando voy. El otro día fue el cumpleaños de la más chiquita. Le pregunto qué quiere le mande de regalo y me dice que no le mande nada, que vaya a su fiesta. Entonces, ¿qué le voy a decir?”

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.