Por Ornella Infante (*)

¿Qué nos pasa a las mujeres en los espacios de mando?

Ornella Infante

Lo que vimos en estos últimos días, el arremetimiento constante sobre nuestra imagen, nuestra conducta, nuestra capacidades y también sobre nuestras decisiones como funcionarias públicas.

Hemos visto un poco de todo, Sergio Berni que responde a la provincia de Buenos Aires poniendo en duda las medidas tomadas por la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic sobre la circulación y los controles en el ingreso a la Ciudad de Buenos Aires. No solo cuestionó, sino que le gritó a varios oficiales de la policía que son lxs que están llevando a cabo la tarea de cuidarnos a todxs, revisando los permisos de circulación. Y luego, minimiza el hecho diciendo que “era algo que se tenía que hacer” y que además lo volvería a hacer.

 

También hay senadores provinciales que cierran acciones políticas a espaldas de la gobernación. Como sucede en Río Negro, con el senador Alberto Weretilneck y la gobernadora Arabela Carreras, sobrepasando las medidas y funciones que le corresponden.
 

Vemos el regocijo de Juntos por el Cambio, sacando un comunicado acusando y construyendo un discurso antidemocrático y contra todas las instituciones de nuestra Nación sobre el fallecimiento de Fabián Gutiérrez en el Calafate. En el que se busca vincular a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un intento desesperado de politizar un hecho muy doloroso, como lo es la muerte de todo ser humano, y más si esta siendo investigada su muerte por la Justicia. Tenga el resultado que tenga, la investigación va primero y las conclusiones después, quizás el partido político que se autodenomino en defensa de las instituciones democráticas perdió el eje de su discurso, ¿o habrá sido solo una ficción?
 

Esta es la violencia política, como menciona Malena Galmarini, que vivimos y atravesamos todas en todos los espacios por los que circulamos y en general queda reducida y escondida como una circunstancia más de la política. Cuando en verdad pensarían dos o tres veces antes de confrontar con un gobernador o un ministro.
 

El machismo esta presente en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos, y también la violencia de género, tenemos que seguir trabajando adentro de los partidos, con nuestros compañeros varones para que entiendan y transformen este tipo de acciones que a nosotras nos violentan como mujeres. Si no damos el ejemplo es difícil que otros cuestionen su accionar.

(*) Directora Nacional de Políticas y Prácticas contra la Discriminación (INADI), dirigente de la Federación Argentina  LGTB y militante del Movimiento Evita.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.