Silvia Horne: “Paso fundamental para a soberanía alimentaria”

silvia horne

La ex diputada nacional y dirigente del Movimiento Evita, Silvia Horne, valoró y apoyó la decisión del presidente de la Nación Alberto Fernández de avanzar en la intervención de la empresa agroexportadora Vicentín, que “marca el inicio de un rumbo de soberanía alimentaria”.

La dirigente rionegrina y directora de Asuntos Parlamentarios del Ministerio de Relaciones Exteriores destacó que con esta iniciativa se protegen los puestos de trabajo directos de la empresa y de los productores que entregaron su producción a Vicentín, además de proteger una empresa de un sector clave para el país, tanto por la exportación de granos que genera ingreso de divisas como por su rol como productora de alimentos para el marcado interno.

Silvia Horne se pronunció a favor de un esquema con tres bases de apoyo, con los trabajadores, los pequeños productores y el Estado.

La ex diputada nacional también acompañó con su firma una declaración del Movimiento Evita a nivel nacional, que suscriben sus principales dirigentes. Allí se señala que “el Decreto de Necesidad y Urgencia anunciado hoy por el Presidente de la Nación, además de garantizar la conservación de los 7000 puestos de trabajo, pone fin a la estafa que ciertos sectores del poder económico perpetraron contra nuestro Pueblo”.

También destaca que “esta decisión política nos permitirá tener una empresa testigo que genere precios de referencia. Una medida que beneficia a los pequeños productores y avanza en el control de los precios de los alimentos que día a día van a la mesa del Pueblo Argentino, iniciando el camino de la recuperación de la soberanía alimentaria”.

Silvia Horne también resaltó los encuentros que mantuvo el presidente, primero con los principales referentes de los movimientos sociales, y luego con el máximo dirigente de la de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Esteban ‘Gringo’ Castro el “Manifiesto Nacional por la Soberanía, el Trabajo y la Producción”, avalado por 103 movimientos sociales y organizaciones populares, que, además de su declaración de principios, incluye un verdadero plan de acción frente a la crisis estructural que vive el país, agravada por el parate económico y productivo al que obligó la pandemia. Uno de los puntos del Manifiesto se refiere a “la soberanía alimentaria” y se plantea la posibilidad de “declarar de interés y utilidad pública aquellos sectores económicos que resulten centrales para enfrentar la crisis alimentaria”.

“Desde los trabajadores y trabajadoras, desde sus organizaciones, se pone a disposición de la sociedad, el primer aporte para construir una salida de la pandemia. Se trata de un programa complejo, enhebrado en un manifiesto, que replantea y propone un nuevo diseño urbanístico para la argentina, basado en la recuperación de la ruralidad, el desarrollo industrial vinculado a nuevas áreas,  la producción agroecología, la política habitacional, la producción y cuidados alimentarios, y el empleo  reconociendo como trabajo a las políticas del cuidado, los servicios  ambientales, y de promoción de los derechos de los géneros y contra la discriminación”, expresó Horne.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.