El camino de los mediocres

maria eugenia martini, alejandra mas

Tal como hemos sostenido con insistencia desde el Partido Justicialista de Río Negro y el bloque de legisladores del Frente de Todos, el escenario económico, social y financiero de la provincia de Río Negro, no deja espacio para el juego político partidario de bajo vuelo.

Nuestro partido y este bloque legislativo han demostrado con hechos que ésta es la hora del consenso constructivo. Esa es nuestra convicción y nuestra conducta.

Por tal motivo, rechazamos de plano los ataques infundados a nuestra compañera María Emilia Soria, intendenta de General Roca, que al igual que otros intendentes a lo largo y ancho de la provincia, dedican su tiempo y sus fuerzas a superar el duro golpe sanitario y económico que implica la pandemia Covid-19.

Una situación de extrema gravedad, inapelable y desconocida, exige respuestas serias, sustentables y consensuadas, para que la acción conjunta nos permita superarla.
Tal como lo ha señalado nuestro presidente, Alberto Fernández, “aquí nadie se salva solo, esto lo tenemos que resolver entre todos”.

Expresión que hacemos propia para decir que es irresponsable apostar a desestabilizar a un gobierno municipal que aún en esta compleja circunstancia, ha demostrado una capacidad de gestión superadora, empleando todas las herramientas a su alcance para poner a salvo de esta crisis devastadora a todos los sectores sociales, sin excepción, desde los más vulnerados, el comercio local y las empresas, en resguardo de las fuentes de empleo.

Exigimos mesura y repudiamos claramente que desde sectores del oficialismo se difame a quien, al igual que todos los intendentes, se encuentra en la primera línea de contención de esta crisis.

Más aún cuando con una grosera doble vara se imputan como errores de gestión decisiones de gobierno, las mismas que toma el Ejecutivo provincial e incluso otros intendentes del mismo signo partidario. Aunque con una lapidaria diferencia: el municipio de General Roca lejos está de tener que afrontar la renegociación de una aberrante deuda pública, como sí lo está hoy la provincia de Río Negro.

En General Roca no está en riesgo el funcionamiento del Estado.

General Roca está en plena capacidad de afrontar sus obligaciones corrientes, incluyendo el pago de salarios.

No existe un solo municipio en la provincia que no sufra las consecuencias de esta profunda recesión económica. Pero no todos han sabido responder, aún en la escasez, a la altura de las circunstancias.

En plena demostración de honestidad moral e intelectual, de coherencia y compromiso político con el pueblo de la provincia de Río Negro, y en particular con los vecinos de General Roca, convocamos a la dirigencia política de esta provincia a deponer la mezquindad y la afición por las siempre lamentables ambiciones personales, y a poner por delante el interés público, más aún cuando se tienen responsabilidades de gobierno.

Quizá tenga finalmente este drama social circunstancias esclarecedoras. Quizá permita al cabo a la sociedad distinguir a quienes supieron dar la talla y asumir con grandeza su compromiso político, para separarlos por fin de aquellos quienes, cuando las circunstancias apremian, escogen siempre el camino de los mediocres.


Bloque de legisladores del Frente de Todos

Partido Justicialista de Río Negro  

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.