Preocupa la situación de los jardines maternales en la provincia

VILLALONGA, jardin maternal

Son más de un centenar los establecimientos dedicados a la educación de niños entre los 45 días y los 4 años en Río Negro que permanecen cerrados desde el inicio del aislamiento obligatorio por la pandemia de Covid-19. Legisladores del Frente de Todos pidieron al gobierno “medidas de ayuda económica”, para sostener la actividad.

“La importancia social de estas instituciones también radica en el servicio que prestan a la comunidad, dado que su matrícula está compuesta básicamente por hijos de trabajadoras y trabajadores de otras actividades que encuentran en el Jardín Maternal el ámbito de contención para sus niños durante su propia jornada laboral”, señalaron los legisladores María Eugenia Martini, Nicolás Rochas y Marcelo Mango en un proyecto de Comunicación presentado  a la Legislatura para pedir que el gobierno provincial acuda en auxilio de estos establecimientos educativos.

Al igual que otros segmentos de la educación privada, los jardines maternales subsisten merced a las cuotas mensuales que abonan las familias, pero la actividad quedó suspendida desde hace más de un mes, cuando se decretó la necesidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el país por la pandemia de Coronavirus.

“A modo de ejemplo”, describe el proyecto, “en San Carlos de Bariloche los 17 jardines maternales existentes emplean a más de 250 personas; en Gral. Roca son 13 los establecimientos educativos de los que dependen económicamente alrededor de 150 familias, en Cipolletti son 11 instituciones con una matrícula aproximada de 650 niñas y niños y 80 trabajadores y en Viedma son 14 los jardines maternales privados registrados”.

La actividad, apuntaron los legisladores, resulta fundamental dado que el Estado provincial no cubre actualmente la demanda educativa para niños de hasta 4 años.

“En su gran mayoría los jardines maternales en la provincia se encontrarán en situación de tener que cerrar definitivamente sus puertas, si no reciben asistencia del Estado”, señaló María Eugenia Martini, “en estas condiciones no tienen forma de hacer frente al pago de impuestos, alquileres, servicios y salarios docentes, auxiliares y personal de maestranza”.

“Existen mecanismos de ayuda dispuestos por el gobierno Nacional en general  para trabajadores registrados y empresas”, explicó Martini, “lo que nosotros estamos pidiendo desde el bloque es que la provincia se aboque puntualmente a la situación de los jardines maternales con la ayuda económica necesaria para que puedan sostener su actividad mientras dure el aislamiento por el Coronavirus”.

En distintas comunicaciones desde el sector plantearon al gobierno provincial y a los municipios la necesidad de implementar un esquema de asistencia que considere la “ayuda para el pago de las nóminas del personal y la suspensión de la carga impositiva desde el 16 de marzo, durante el tiempo que duren las medidas” de cuarentena, para que ningún Jardín tenga que cerrar sus puertas.

 “Creemos”, concluye el proyecto, “que se hace imprescindible la asistencia del Estado hacia estas instituciones”.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.