Preso denunció a un penitenciario por acosar a su pareja

rejas, calabozo

La pandemia del coronavirus COVID-19 genera situaciones insólitas no solo en el día a día de la comunidad en general, sino también en lugares como las cárceles argentinas, con reclamos permanentes de excarcelaciones y quejas por el protocolo que se dispuso como medida preventiva. En ese marco, jueces federales de General Roca tuvieron que responder un curioso habeas corpus presentado por un preso que se quejaba porque un agente penitenciario sedujo a su pareja a través de una comunicación telefónica. "No pude realizar la videollamada, comentándome la desubicación de esta persona", explicó el interno, que luego contactó a su novia y esta, molesta, le contó lo sucedido.

El incidente tuvo lugar a mediados de la semana pasada y se dio en el marco de las restricciones que tienen los presos de cárceles federales para establecer determinadas comunicaciones con sus familiares. De acuerdo con la presentación impulsada por el interno, había solicitado mantener un diálogo con su concubina y facilitó un número telefónico al encargado de visitas con el fin de entablar una videollamada. "El accionante se dirigió al pabellón para verificar el correo nuevamente y al volver se encontró con que esta persona estaba hablando con su concubina sin su permiso, preguntándole sobre fotos y datos personales", se destacó en el recurso elevado primero al juzgado federal de Neuquén y luego reenviado a la Cámara de Apelaciones roquense.

Muy molesta por lo sucedido, la mujer después se comunicó por teléfono con su novio preso y se quejó por la conducta del agente penitenciario. Por este motivo, el interno resolvió presentar un habeas corpus para que se garantice su derecho a comunicarse con sus familiares y, además, alertar a las autoridades sobre el supuesto acoso cometido por el integrante del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Desde el SPF se presentó un extenso descargo sobre la tarea específica de los agentes de la División Visita, Relaciones Familiares y Sociales y que, en este tiempo, consiste en comunicarse con los familiares y facilitarles a los presos diálogos vía Skype. Sobre lo ocurrido con la concubina del interno, destacaron que su correo electrónico "no se encontraba vinculado al sistema" y que, por ese motivo, no fue posible establecer la comunicación.

No hicieron lugar al habeas corpus

Al igual que el juez de primera instancia, los camaristas federales le respondieron al preso que el habeas corpus no era la vía correspondiente para investigar la conducta del agente y que no se podía hablar de un agravamiento en sus condiciones de detención. Por ese motivo, el planteo del reo quedó en la nada, sin poder avanzar en la investigación. No se descarta, de todas maneras, que pueda reactivar la causa con algún otro tipo de planteos.

FUENTE: La Mañana de Cipolletti

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.