Resuelven demanda por daños materiales en un accidente de tránsito

En un demanda por daños y perjuicios, un fallo del Juzgado de Civil N°3 de Cipolletti ordenó resarcir en 10.863,54 pesos a los ocupantes de un vehículo por un accidente ocurrido en Fernández Oro.

La colisión se produjo entre un auto Renault y una camioneta Ford Ranger en la esquina de Iguazú y Primeros Pobladores, el 6 de diciembre de 2013.

Los ocupantes del Renault plantearon que tenían prioridad de paso debido a que circulaban por la derecha. En ese contexto aseguraron que fueron embestidos por la mujer que conducía la Ford Ranger. Como consecuencia del impacto se produjeron daños materiales en la parte delantera del Renault, concretamente paragolpes, parrilla y capot.

En su defensa, la mujer de la Ford Ranger aseguró que la otra parte conducía de manera imprudente y anti reglamentaria, afirmando que la actora circulaba en contramano y por la izquierda.

Al momento de resolver, la jueza Soledad Peruzzi, titular del Juzgado Civil N°3, hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a la conductora de la camioneta Ranger y a su aseguradora a abonar la suma de 10.863,54 en concepto de capital más los intereses para los rubros correspondientes.

Dice el fallo: “En términos generales, cabe recordar que el conductor de un vehículo automotor debe conservar en todo momento el más completo dominio del mismo a fin de maniobrar con eficacia cuando las circunstancias así lo requieran. De igual modo deberá extremar sus precauciones para no causar daño a sus semejantes y manejar manteniendo el control en todo momento, como así también si intenta variar el curso normal del tránsito extremar las precauciones para evitar que ocurran daños a terceros”.

Sobre la responsabilidad en la colisión, consideró la magistrada: “En base a todo lo expuesto, dado el plexo probatorio y argumental referido, entiendo que no se encuentra acreditada de modo fehaciente la culpa exclusiva de uno u otro de los conductores, sino que por el contrario todo permite concluir en la existencia de una responsabilidad compartida de ambos en el hecho generador. Por esto, y si bien corresponde en cada hecho valorar o medir el porcentaje de riesgo con el que ha contribuido cada una de las partes en la producción del daño, en mérito a las consideraciones vertidas es que resuelvo atribuir la responsabilidad de cada una de las partes del siguiente modo: un 50% al actor y un 50% al demandado. Se sustenta lo aquí decidido en la ausencia de demostración efectiva de una versión de los hechos por sobre la otra; con el respaldo probatorio eficaz y eficiente al respecto. No existen conclusiones probatorias concisas y claras (…) Concluyendo, considero que no cabe sino más que asumir que la producción del accidente ha respondido a una pluralidad de factores causales determinantes, los que contribuyeron a la producción del siniestro; y que no se puede determinar concretamente qué porcentaje de incidencia en su acaecimiento pudieron tener cada uno de los copartícipes”.

El fallo de primera instancia fue dictado el 20 de diciembre de 2016 pero después las partes apelaron. Finalmente, a principios de este mes la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería analizó los planteos de la parte demandada y rechazó su recurso.

 

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.