Alegría en el Frente de Mujeres del Movimiento Evita en el primer mes de gobierno de Alberto Fernández

movimiento evita

El Frente de Mujeres del Movimiento Evita expresó su alegría por las conquistas logradas en el primer mes del gobierno de Alberto Fernández, con la creación del Ministerio de las Mujeres y Diversidades, la implementación de la Ley Micaela en todos los niveles del estado y las asunciones de las dirigentes del Movimiento Evita de Río Negro, Ayelén Spósito como diputada nacional y Ornella Infante como directora nacional de Políticas contra la Discriminación del INADI.

“Gritamos  los cuatro vientos nuestra alegría militante de haber aguantado los trapos, los merenderos, los espacios comunitarios, los talleres y las calles durante estos cuatro años de neoliberalismo que nos dejó una larga lista de derechos vulnerados. Sabemos ahora quién es nuestro enemigo, con quien no podemos ceder ni un tantito así de nuestras demandas, el neoliberalismo comandado por sus mejores CEOS”, manifestó el nucleamiento feminista del Movimiento Evita. 

“Nuestra alegría es inmensa, tanto que emociona, que revindica una memoria feminista desde el vínculo inicial, y tantas veces negado, de Eva y las mujeres, hasta el flamante Ministerio de las Mujeres y Diversidad que supimos conseguir. Tuvimos un diciembre lleno de juras en espacios repletos de mujeres provenientes de movimientos sociales, en todas las provincias a lo largo de nuestro país, fueran nuestras compañeras quienes llevaron nuestra voz a los cargos legislativos, y particularmente en Río Negro, tenemos el orgullo militante de tener a nuestra compañera Ayelen Spósito, representante de la patria sublevada como somos los feminismos, les trabajadores de la economía popular y los pueblos originarios. Inaugurando con su presencia en el congreso el derecho a una vida política sin violencias, visibilizando para todas las feminidades que podemos pero que también debemos estar en el lugar que nos corresponde. Nos revoluciona el alma destacar a nuestra compañera militante Ornella Infante, que desde su militancia integral por los derechos vulnerados nos guía en el día a día y nos despierta con las banderas de la diversidad y de la reivindicación trans, y de todas aquellas identidades, ahora en un organismo como el INADI nos complementa como un paso más en ese camino”, sostuvieron. 

“Logros, colectivos si los hay, fue conseguir poner en la agenda el feminicidio como categoría jurídica de violencia patriarcal, con penas acordes para sus perpetradores; desde la Ley Micaela que masifico un reclamo de capacitación, de accionar político que fue transversal a todos los poderes del estado y que cada compañera en territorio supo identificarse y echarse a andar en una ruta de reclamos históricos. Nuestra compañera Micaela si hizo bandera, pero también lucha y organización. Es imposible no nombrar como conquistas colectivas la inclusión de una secretaria de género y economía en el ministerio de economía”, destacaron.

“No nos quedamos en las conquistas, porque todavía hay muchas demandas. Nos van a guiar en este año y en los que vienen para no dejar las calles, los espacios institucionales, las barridas y el partido. No podemos dejar de levantar a las promotoras en violencia de género que en los territorios realizan experiencias de relevamiento y le dan un formato distinto al abordaje de la violencia.

Tenemos el deber militante de multiplicar esta tarea, en cada rincón, de articular con los espacios políticos y los actores necesarios para que esto se haga realidad. No vamos a dejar que la ley Micaela siga en algunas localidades como estamento discursivo de algunas autoridades, vamos a exigir su aplicación real y a cada órgano ejecutivo a reproducir en sus estamentos  un espacio feminista de máxima jerarquía estatal para funcionar como canalizador, auditor, ejecutor, articulador de las demandas que el feminismo exige. Vamos a promover la adhesión al nuevo protocolo ILE que fue elaborado y posteriormente difundido por el recientemente re categorizado ministerio de salud, y debe ser política pública en cada provincia. Tenemos la obligación y la conciencia histórica de exigir, las fiscalías temáticas, en género y en particular generando patrocinio legal gratuitito  para aquellas compañeras que no sabemos cómo empezar a transitar las trayectorias de denuncia de situaciones de violencia. Desde este segmento, sabemos que la violencia de genero no son solo golpes, ni gritos, sino también exclusión social y económica, necesitamos refugios para nosotras y para nuestras compañeras”, sostuvieron desde el Frente de Mujeres del Movimiento Evita.

“Por todas aquellas que ahora ya no están, por las que estuvieron siempre, las que estaban y no sabían, las que vienen llegando y las que no están pero miran de reojo. También por nuestras madres y abuelas, no solo las de la plaza que son ejemplo de sororidad de la memoria colectiva y de la buena salud mental, sino por aquellas madres y abuelas anónimas que gracias a sus guisos y mates en todas las cocinas del país soñaron con un espacio político amplio, pero no llegaron; por ellas y por nosotras continuamos construyendo feminismo popular”, concluyeron.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.