La Federación Argentina de Agrimensores respalda el nuevo Código de Tierras

El ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, recibió en su despacho días atrás al presidente de la Federación Argentina de Agrimensores (FADA), Carlos Diez, quien expresó el respaldo de la organización al nuevo Código de Tierras.

Di Giácomo expresó en la oportunidad el apoyo de la provincia a la ley en tratamiento en la Legislatura que crea un nuevo órgano que nuclea y regula la actividad.

El funcionario explicó que el Código Civil le otorga a los agrimensores plena responsabilidad en cuestiones de límites y de allí que es necesario un control exhaustivo de la actividad a través de sus pares, como ya ocurre en 16 jurisdicciones nacionales.

Actualmente, es el Consejo Profesional de Ingenieros, Agrimensores y Técnicos, el organismo que actúa como rector de la mencionada profesión, cuyos representantes también se hicieron presentes en la comisión, explicando su desacuerdo con la norma y solicitando que se los incorpore a un nuevo debate.

Del encuentro participaron además el director de Tierras, Diego Lawrie; el representante de los Agrimensores de Río Negro, Marcelo Lupiano e integrantes de la entidad nacional de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires y Santa Fe, entre otros.

Lupiano explicó precisamente que “esperamos la ley que nos permita la colegiación independiente, es decir, que el control del ejercicio profesional dependa exclusivamente de la agrimensura”.

Recordó que “actualmente existe un Consejo Multidisciplinario el cual están incorporados además los técnicos constructores y los ingenieros, por eso pretendemos una norma nos separe de esa entidad para tener un consejo profesional de agrimensura”. Ese consejo se creó por ley en 1965 y la norma se modificó en 1985 cuando se separan los arquitectos que estaban allí integrados.

Respecto al nuevo Código de Tierras, que impulsa el Poder Ejecutivo y se encuentra en tratamiento en la Legislatura, Diez manifestó su beneplácito al proyecto y ratificó el apoyo institucional a la iniciativa.

El Director Lawrie recordó que el nuevo Código de Tierras reemplaza un marco normativo con leyes dispersas y vetustas, ya que la ley del sector rural tiene 55 años de vigencia y la del sector urbano más de 30.

Ahora se busca un nuevo paradigma, no ir hacia la ocupación de la tierra, sino hacia el afianzamiento productivo, mejorar aquellas que estén en producción, incorporando nuevos rubros y poner en actividad tierras ociosas.

Entre otras novedades, no se admitirán excepciones al régimen, limitándose la discrecionalidad de los funcionarios que intervienen, siendo necesaria una ley especial para cualquier caso que escape a las previsiones contempladas.

Con la iniciativa se reforma el sistema de tasación en diversos aspectos; el precio de la tierra no será fijado por el funcionario a cargo de la Dirección de Tierras sino que surgirá de un trabajo interdisciplinario en el que converjan actores públicos y estatales.

Asimismo, se discrimina el valor de venta según condiciones subjetivas y objetivas, incorporando el concepto de precio de mercado a abonar en determinados casos.

Entre otros ejes, se realza la protección del medio ambiente, castigando a quien no cumpla con las directivas emanadas de la correspondiente autoridad de aplicación.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.