Indagaron en Roca a una joven imputada por intento de homicidio

El titular del Juzgado de Instrucción N° 8 de Roca, Maximiliano Camarda, dispuso que la joven imputada como presunta autora del intento de homicidio que sufrió otra mujer en esta ciudad permanezca detenida hasta la resolución de su situación procesal. La audiencia oral y pública de indagatoria se realizó este mediodía y la resolución del magistrado será dictada dentro del plazo legal de diez días hábiles.

La imputada C.Q., de 23 años de edad, fue asistida en la audiencia por la defensora oficial Mariana Serra. Se abstuvo de prestar declaración indagatoria en relación al hecho ocurrido la tarde del pasado 18 de marzo en una vivienda de la calle Defensa al 4.400 de Roca, donde la víctima V.N. resultó gravemente herida con un arma blanca.

El fiscal de grado Luciano Garrido imputó a C.Q. la presunta comisión de los delitos de "homicidio simple en grado de tentativa en concurso real con amenazas" y solicitó que se mantenga la detención de la imputada por considerar acreditados los riesgos procesales de fuga y obstrucción del accionar judicial.

De acuerdo con la acusación, la imputada arribó al domicilio de la víctima "y luego de mantener una discusión" con ella, "con la finalidad de dar muerte a la misma, le aplicó una puñalada con un arma blanca que portaba". La herida fue en la región abdominal inferior y por su gravedad ha impedido hasta el momento poder recibir la declaración testimonial de la mujer, quien permanece internada en el hospital local.

Surge de la imputación que tras la agresión, C.Q. se dio a la fuga "al tiempo que gritaba que iba a prender fuego la casa de (...) la hija de V.N".

Al resolver sobre la detención el juez Camarda rechazó los fundamentos de la defensora y consideró "atendibles" los argumentos de la fiscalía, principalmente por la escala penal prevista para los delitos imputados, que no admiten una eventual condena de ejecución condicional, y "por la actitud asumida por la imputada inmediatamente después de ocurrido el hecho", pues abandonó el lugar e "hizo desaparecer el arma utilizada y la ropa que vestía", según argumentó el fiscal, implicando ello una "obstrucción" a la investigación.